Cómo conseguir una higiene dental perfecta con ortodoncia

31/05/2015
Cómo conseguir una higiene dental perfecta con ortodoncia

Mantener una buena higiene bucodental diaria es esencial, pero si además se lleva brakets, hay que ser mucho más cuidadosos, para asegurarnos de que su uso no nos produce problemas periodentales futuros.

Cuando una persona lleva ortodoncia dental es probable que los alimentos se queden atrapados con facilidad entre el aparato y los dientes, favoreciendo la aparición de placa en la boca. La placa con el paso del tiempo puede irritar las encías, causar caries e incluso mal aliento.

Para limpiar nuestros dientes correctamente mientras llevemos los brakets, solo hay que seguir estos sencillos pasos:
Mientras se lleve la ortodoncia, se recomienda utilizar un cepillo de dientes de cerdas suaves. Estas podrán acceder con facilidad a los rincones de difícil acceso del aparato respectando al máximo las encías.
Hoy en día, podemos encontrar en el mercado multitud de cepillos especialmente diseñados para pacientes con aparato dental. Estos cepillos especiales tienen dos niveles distintos. En el primero de ellos las cerdas son más largas en los bordes y en el segundo las cerdas son más cortas en la parte central para facilitar el lavado de las piezas dentales.
Los cepillos interdentales, gracias a su forma cilíndrica de pequeño tamaño facilitan la higiene dental en zonas de la boca donde el cepillo normal no tiene acceso. Por ello son especialmente útiles para personas con ortodoncia. Pero no hay que olvidar que el cepillado ha de ser con movimientos muy suaves y delicados, evitando presiones excesivas sobre el alambre de los brakets.
También es necesario usar el hilo dental mientras se use ortodoncia, aunque hay que utilizarlo de forma adecuada para evitar tanto dañar el aparato como nuestras propias encías. Si tenemos dudas respecto al uso adecuado del mismo, lo mejor es que acudamos a nuestro dentista de confianza para que nos ayude a usarlo.
Y como siempre, se lleven brakets o no, es fundamental cepillarse los dientes  tres veces al día, sobre todo después de cada comida con una pasta dental con flúor y a ser posible completar todo el proceso con un buen colutorio.
Si seguimos todos estos pasos, cuando la ortodoncia sea retirada, luciremos la mejor de nuestras sonrisas.

(Imagen de Augusto Serna CC BY-NC-ND 2.0)