Hábitos negativos para la salud dental de los niños

24/05/2015
Hábitos negativos para la salud dental de los niños


La correcta higiene bucodental de los niños debe empezar incluso antes de que les salgan sus primeros dientes. La temprana educación en esta materia por parte de los padres,  ayuda a promover hábitos dentales saludables en los más pequeños de la casa, previniendo la caries dental infantil.

Conseguir que los dientes de los niños tengan una buena salud dental, es tan fácil como evitar estos malos hábitos que enumeramos a continuación:

Chuparse el dedo
Chuparse el dedo a partir de los tres años de edad puede generar múltiples problemas en la boca de los más pequeños como desplazamiento de los dientes anteriores y posteriores o deformación del paladar. Por eso es muy importante retirar este hábito de los niños lo antes posible.

Usar el chupete demasiado tiempo
El uso del chupete durante un periodo demasiado prolongado en la vida del niño,afectará a su salud bucal al interferir con el diente normal y el desarrollo de su mandíbula.

Morder lápices, bolígrafos u otros objetos
Morder lápices o bolígrafos es un hábito muy común entre niños en edad escolar e incluso entre adultos. Pero éste es un hábito muy nocivo ya que introduce bacterias en la boca y desgasta la superficie del diente de forma prematura lo que puede dar lugar a futuras fracturas.

Emplear pastas de dientes con excesivo flúor para su edad
El exceso de flúor puede provocar fluorosis, una afección que crea manchas blancas o marrones en los dientes de los niños. Los niños no pueden usar pasta de dientes de adultos y siempre tienen que usar una pasta de dientes especial para ellos, con la dosis de flúor adecuada para su edad.

Consumo excesivo de bebidas gaseosas y de dulces
Los dulces, los refrescos y las bebidas azucaradas son muy perjudiciales para los dientes de los adultos y sobre todo de los niños. Por ello es importante, que tras la ingesta de este tipo de alimentos el niño se cepille los dientes. Hay que inculcar a los niños que una buena higiene bucodental contribuirá a que en el futuro disfruten de una sonrisa sana y bonita.

Morderse las uñas
El hábito de morderse las uñas aumenta considerablemente el riesgo de que en el futuro un niño pueda padecer bruxismo, que a su vez desembocará en sensibilidad dental y dolor facial.

No visitar al dentista
Ir al dentista cuando los niños ya tienen caries es algo que habría que evitar. Siempre es mejor prevenir cualquier problema bucodental acudiendo con regularidad al dentista de confianza. Es recomendable que los niños vayan al dentista en cuanto les empiecen a salir los primeros dientes. Se les realizará una exhaustiva revisión, se evaluará el posible riesgo de caries y se aconsejará a los padres cómo limpiar adecuadamente los dientes de su hijo.

(Imagen de Marcos de Madariaga CC BY-NC-ND 2.0)